El Wi-Fi ha sido hackeado y millones de dispositivos están vulnerables a ser hackeados.

 

Los Equipos de Respuesta para Emergencias Informáticas de los Estados Unidos (US-Cert) han alertado sobre un programa llamado KRACK, que vulnera la seguridad de las redes Wi-Fi entre computadoras y puntos de acceso a Internet inalámbrico. Este programa ataca directamente a los protocolos WPA2 -los más utilizados en hogares y oficinas- y permite la infiltración y recolección de información de todo lo que hacemos en Internet como compras online, información personal y hasta conversaciones privadas en chat, video e emails.
Es una situación gravísima, puesto que más del 40% de dispositivos Android de todo el mundo serían vulnerables a un ataque. Por el momento los expertos recomiendan:

•  Actualizar los dispositivos y puntos de acceso que tengan conectividad Wi-Fi ni bien las actualizaciones estén      disponibles, y evitar los protocoles WPA1 y WEP que son lo que más peligros conllevan.
  Utilizar conexiones cableadas y redes celulares en la medida de lo posible.
  Evitar redes públicas de Wi-Fi y si esto no es posible, sólo ingresar a páginas web seguras (con prefijo
HTTPS).

La opción de cambiar contraseña de routers Wi-Fi no ayuda en nada con este problema, pues KRACK ataca información que debería estar encriptada. Y es un problema que no sólo afecta a PCs y Android. Usuarios de iPhone y todo el entorno de Mac también se encuentran en riesgo, aunque en menor proporción.
Microsoft ya se encuentra preparando para una actualización de seguridad para Windows. Nos mantendremos a la espera de más noticias sobre este caso.

VIA:  TEC

Deja una Respuesta

A %d blogueros les gusta esto: